Quirino Ordáz reinaugura en Mazatlán el Hotel Pueblo Bonito

El gobernador Quirino Ordaz Coppel, en compañía del secretario de Turismo del Gobierno de la República, Miguel Torruco Marqués, asistió a la reinauguración del Hotel Pueblo Bonito, en Mazatlán, empresa turística de más de tres décadas de permanencia en este puerto.

Su propietario, el empresario Ernesto Coppel Kelly, recibió en el renovado hotel ubicado en la zona dorada, al mandatario estatal, quien estuvo acompañado por su esposa, Rosy Fuentes de Ordaz, así como al titular de la SECTUR, quien a su vez también asistió acompañado por su esposa, Gloria Garza de la Garza.

Coppel Kelly agradeció la presencia del gobernador y del secretario de Turismo, quienes durante todo este martes han sostenido diversas actividades en el puerto, que iniciaron con la inauguración del Tianguis Turístico Digital 2021, en el Teatro Ángela Peralta.

El empresario recordó que Hotel Pueblo Bonito abrió sus puertas en el ya lejano 31 de mayo 1987, y su primer huésped fue el entonces presidente de la República, Miguel de la Madrid Hurtado, luego de cortar el listón inaugural.

Como parte de esta segunda reinauguración, informó que se renovaron las habitaciones, zona de alberca, salones de eventos y restaurantes, con una fuerte inversión privada, para mantenerse vigente como opción para el turismo que gusta de venir a Mazatlán, tanto nacional como extranjero.

También acompañaron al gobernador Quirino Ordaz Coppel, el secretario de Turismo, Oscar Pérez Barros; y el secretario de Economía, Javier Lizárraga Mercado.

Se suspende celebración de año nuevo en olas altas

Como todo evento masivo, la pandemia ocasionada por el Covid19 ha ocasionado la suspensión de todos las actividades que estaban programadas en el 2020.

La bienvenida del año nuevo que se organiza exitosamente en olas altas desde el 2018, no podrá llevarse a cabo por el número de personas que concentra desde el monumento del venadito, hasta el escudo en la zona denominada olas altas del viejo Mazatlán.

La celebración que convocó a miles de personas donde celebraron entre música versátil, salsa, banda, juegos pirotécnicos, gorros y serpentinas hoy no podrán festejar al son de las olas en la noche del 31, esperando que vuelvan mejores tiempos y den por finalizada la pandemia que ya cumplió un año de sacudir al mundo y para ponerlo en pausa.

CLOSE
CLOSE