El Glamour y elegancia de diseñadores mexicanos en la Elección de Reinas

Como cada año los mejores diseñadores de México se dan cita en el Carnaval Internacional Mazatlán, y en este 2017 el tema de la máxima fiesta del puerto, “De Alebrijes y Dragones” ha sido un campo fértil para la imaginación e inspiración de Fhernando Cousin, Alberto Apreza y Amáraby.

 Este sábado a las 19:00 horas, el Teatro Ángela Peralta vibrará con la cascada de emociones que la Elección de Reinas desata en los porteño y el trabajo de cada diseñador resulta fundamental no sólo para proyectar la belleza y gracia de las candidatas, sino para irradiar la fantasía y encanto de uno de los carnavales más importantes del mundo.

Marina Rubín, representante del diseñador chiapaneco Fhernando Cousin, señaló que el tema del Carnaval fue fundamental para las creaciones de la marca que ella representa.

 “Fhernando Cousin está a cargo del primer tiempo, la pasarela de presentación de candidatas, y se trabajó con apliques o textiles, transparencia, tendencia tipo body y asimétricas; liberadas y con colores tornasoles, lilas, negros, verdes y carne”.

 Alberto Apreza

El joven Alberto Apreza, originario de Toluca y quien ha tenido oportunidad de vestir a famosas como Aislinn Derbez y Ximena Herrera participa por segunda ocasión en el diseño de los vestuarios de la Elección de Reinas y sabe que es esencial que las candidatas se sientan cómodas.

 “A mí me tocó la sección de Preguntas y Respuestas y para esto trabajé en vestidos en corte sirena, con transparencias, vestidos bordados, materiales ligeros y bordados pesados. Un poco estampado y con un poco de brillo, con material metálico, terciopelo y tules”.

Oscar Reyes

Por último para Óscar Reyes, representante de Amáraby, señaló que el diseñador radicado en Ciudad Satélite, Estado de México, tuvo la oportunidad de inspirarse en el extravagante imaginario de los alebrijes y también en el mar de Mazatlán para la tercera y última etapa de la elección: los vestidos de Noche.

 “Se trabajaron con colores vivos: verdes que se hacen negros; dorados y aplicaciones en plata, rosa mexicano. Tenemos un vestido que pesa casi 15 kilos y da la apariencia de que el cuerpo está incrustado en cristales. Porque trabajamos mucho con aplicaciones, diamantes, cristal Swarovski y nos dedicamos a cuidar las siluetas. Amáraby ha participado en certámenes como Miss Mundo y entendemos que las muchas deben lucir espectaculares”.

CLOSE
CLOSE