Noche de comedia en Escena Mazatlán con “Radio Piporro y los nietos de Don Eulalio”

Jueves de risas, picardía, historia norteña y momentos para compartir, es lo que ofrece la puesta “Radio Piporro y los nietos de Don Eulalio”, una comedia que llega este jueves 07 de octubre a las 20:00 horas al Teatro Ángela Peralta gracias al Festival Internacional de Teatro Escena Mazatlán 2021.

Originarios de Monterrey, Nuevo León, la Compañía La Canavaty presenta la obra escrita y dirigida por Víctor Hernández, quién hace mancuerna en el escenario con Roberto Cázares, juntos cuentan la historia que relata el mito de Perros Bravos, Nuevo León, un lugar donde nace el tiempo, el pensamiento y el ícono regio Eulalio González “El Piporro”, precursor del lenguaje norteño, así como destacado actor mexicano.

Dos falsos nietos del conocido “Rey del taconazo”, se hacen pasar como tal, y en una estación radiofónica se adentran en la vida alucinante del personaje idolatrado. Se representan en él, para contar desde su nacimiento, su entorno escape de colonizadores reptilianos, sefarditas que dominaron Perros Bravos, y que al capturarlo pretenden adjudicarle una cultura que no les pertenece.

Para esta magnífica función los boletos están a la venta en la taquilla del Teatro Ángela Peralta, tienen un costo de 200 pesos en orquesta, 150 para primer y segundo balcón, mientras que la cuota de 100 pesos es para tercer balcón.

Los asistentes deberán respetar las medidas sanitarias establecidas que van desde presentar certificado de vacunación, portar cubre bocas en todo momento al interior del TAP, respetar la sana distancia, aplicarse gel antibacterial, entre otras.

Escena Mazatlán 2021 forma parte de las actividades que ofrece el Festival Cultural Mazatlán 2021, certamen organizado por el Instituto Municipal de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán, que dirige José Ángel Tostado Quevedo, organismo que cumple con la enmienda del Alcalde Químico Luis Guillermo Benitez Torres, de promover la cultura y las artes.

Miércoles de Teatro en Escena Mazatlán con la obra “Caneros”

Debido al gran éxito en su primera presentación en el Teatro Ángela Peralta y otras siete más en la Ciudad de México, la obra Caneros vuelve a los escenarios en una función más del Festival Internacional de Teatro Escena Mazatlán 2021 que realiza el Instituto Municipal de Cultura, Turismo y Arte.

Con la experiencia de los artistas de la Compañía Nacional de Teatro, Ruiz Rábago y José Carlos Rodríguez, sumando el talento de los actores de Iguana Roja, Josar, José Manzanilla y Alejandro Careaga, esta puesta en escena muestra la búsqueda de la libertad, el encuentro con la locura como camino a la liberación del alma y la mente, la purificación del ser y el perdón. Caneros habla de un grupo de personas que, viéndose en situación de cárcel, han encontrado en el teatro un escape de su realidad. Esta obra es resultado de una investigación, en la que a partir de un taller de teatro dentro del penal (Cereso) se analiza la transformación del ser humano a través del arte.

Dentro de sus primeras presentaciones Caneros tuvo éxito total, una obra alabada por la comunidad artística, que recientemente obtuvo un logro más, pues tendrá funciones dentro de la Muestra Nacional de Teatro a realizarse en la Ciudad de México el mes de noviembre.

Esta puesta en escena se presentará este miércoles 06 de octubre, a las 20:00 horas en el Teatro Ángela Peralta, los boletos ya se encuentran a la venta en taquilla, a un costo de 200 pesos entrada general.

Caneros es dirigida por el maestro Ramón Gómez Polo en una coproducción del Instituto de Cultura y la Compañía Nacional de Teatro.

Presentan cartelera del Festival de Teatro Escena Mazatlán 2021

El Gobierno de Mazatlán que encabeza el Alcalde Químico Luis Guillermo Benitez Torres a través del Instituto Municipal de Cultura, Turismo y Arte hizo el lanzamiento oficial del Festival Internacional de Teatro Escena Mazatlán 2021, a desarrollarse del 04 al 08 de octubre. 
 
En rueda de prensa el Licenciado José Ángel Tostado Quevedo Director General de Cultura, junto al maestro Ramón Gómez Polo Coordinador de Teatro del Centro Municipal de Artes, a los actores Luis Rábago y José Carlos Rodríguez de la Compañia Nacional de Teatro, y Roberto Cázares de la Compañía La Canavaty dieron los pormenores de este Festival que cada vez fortalece más el teatro y su comunidad artística, en esta edición número 10 la cartelera incluye obras de teatro, talleres y danza contemporánea.  
 
Como primera actividad dio inicio el curso de actuación “Creación de personaje” impartido por José Carlos Rodríguez Martínez actor de la Compañía Nacional de Teatro, que propone dentro de los objetivos del taller el profundizar en el concepto de actuación como arte, y trabajar en la versatilidad de los actores, las clases se imparten en Casa Haas, a las 10:00 horas, incluye 4 días de aprendizaje del 04 al 07 de octubre y tiene un costo de 500 pesos. 
 
En el segundo día de actividades el martes 05 de octubre se presentará en el Teatro Ángela Peralta, a las 20:00 horas, la puesta en escena Cenizas obra dirigida por el Maestro Luis Ibar a través de la Compañía Cartaphilus Teatro, un espectáculo de teatro físico y video arte para público adulto. 
 
El miércoles 06 llegará al TAP la obra Caneros, producción que gracias a su gran éxito logró presentarse en la Ciudad de México recibiendo grandes halagos de la comunidad artística y del público en general, en la que actúan invitados de la Compañía Nacional de Teatro Luis Rábago y José Carlos Rodríguez y los actores de Iguana Roja Josar, José Manzanilla y Alejandro Careaga. Caneros habla de un grupo de personas que, en situación de cárcel, han encontrado en el teatro un escape de su realidad.  
 
Radio Piporro y los nietos de Don Eulalio de la Compañía La Canavaty (Monterrey) será la obra que engalane el cuarto día de actividades de este festival, este 07 de octubre, en el TAP, a las 8:00 de la noche, la puesta en escena relata el mito de Perros Bravos Nuevo León, lugar donde nace el tiempo, el pensamiento y Eulalio González “El Piporro”, precursor del lenguaje norteño, embajador del Noroeste de México y figura de santidad para sus fieles seguidores: “los nietos de don Eulalio”. 
 
 Para cerrar con broche de oro Escena Mazatlán, la Compañía Delfos Danza Contemporánea presentará el día 08 de octubre en la misma sede “Las cosas simples”, una investigación visual, física y sonora que busca adentrarse en estas preguntas en un intento por recuperar el silencio interior, ese espacio invisible para la mirada, pero tangible para la intuición.  
 

Los boletos para las distintas funciones ya se encuentran a la venta en la taquilla del Teatro, los precios van de los 200 a los 100 pesos.  

Debuta este sábado la obra “La extraña desaparición de las luciérnagas”

Con la producción “La extraña desaparición de las luciérnagas”, este sábado hacen su debut en el Puerto de Mazatlán los colectivos Trilobite Teatro y Ranas de Laboratorio, obra que promete tener al filo de la butaca a quienes asistan este sábado 16 de enero a Casa Haas.

La función iniciará a las 19:00 horas, tendrá un costo por persona de 120 pesos, boletos que están a la venta en la taquilla del Teatro Ángela Peralta en horarios de 12:00 a 19:00 horas de lunes a viernes, y los sábados de 10:00 a 14:00 horas.

Para esta producción el dúo formado por Abraham Salomón y Raisa Robles, está a cargo de la dirección, la composición musical fue talento de Robles y Javier Jarquín, mientras que la dramaturgia es responsabilidad de Salomón.

Rocío Tisnado y Rodrigo Hernández, serán los protagonistas de la obra, la cual fue inspirada en el poema “Derecho al delirio”, del escritor Eduardo Galeano, el cual vocifera “¿Qué tal si clavamos los ojos más allá de la infamia para adivinar otro mundo posible?”, haciendo alusión a los hubiera, la cual invita a mirar más allá de la realidad para entender que podríamos tener existencias amenas.

Fue el pasado 2 de octubre del 2020 cuando la presente obra se estrenó en la Locomotora Foro Escénico, en la ciudad de Oaxaca, Oaxaca, teniendo aceptación por el público y respeto de los críticos de aquella ciudad.

Será en enero y febrero cuando el calendario de actividades culturales que tiene el Instituto Municipal de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán, que dirige José Ángel Tostado Quevedo, trabajará e impulsará eventos que promuevan las bellas artes, de una manera responsable, cumpliendo con los protocolos de la nueva normalidad.

Tres Teatros Tropicales

Publicado originalmente por la revista Paso de Gato y reproducido con su generosa autorización.

Por Juan Esmerio

En 2000 Sergio López publicó Donde mueren las palabras. El Teatro Apolo de Culiacán. Con su gozosa lectura asistimos a la inauguración de un género: el de la investigación cultural. Fue el debut de un historiador que se iba a revelar como un erudito del pasado de Mazatlán y Culiacán durante los siglos xix y xx. Siguió El Teatro Ángela Peralta: del desahucio a la resurrección, joya editorial que debemos a Héctor Mendieta y Vega. Después apareció El Teatro Ángela Peralta de Culiacán Rosales. De trenes, tedio y espectáculos a fines del siglo xix. 3 Esta trilogía es vital para entender nuestras ciudades y la idiosincrasia de sus habitantes. Teníamos presente al Sergio López capaz de construir personajes entrañables, como el adivino Obdulio Pacheco de El jinete de la Divina Providencia; ahora no imaginamos la historia de nuestra cultura sin su biblioteca, sin el conocimiento de archivos y fuentes —librescas y vivenciales— que él posee, y sin su generosidad. El maestro Sergio López es un conversador ameno e infatigable. Esta vez solo hablamos de sus obras referidas a Sinaloa. Entrevista aparte merece Eraclio Bernal: de la insurgencia a la literatura.

Construir un personaje, reconstruir la historia de un teatro y, con ella, la de una ciudad, ¿cómo se dio esa transición de actor a historiador?

Creo que fue el sentido de pertenencia a una ciudad, al gremio de los teatreros, lo que me llevó a preguntarme sobre el pasado teatral que comparto con mis colegas. Encontrar que en Sinaloa se hace teatro —en el sentido europeo del término— desde pocos años antes de 1600, fue verdaderamente relajante. Uno deja de pensar que ha fundado algo, que el teatro empezó cuando dio su primera función. El teatro está y estará antes y después de las primeras personas. Por otra parte, la gente de teatro pasa muchas, muchas horas dentro de esas estupendas cavernas que son los teatros. Al final, todo lo iluminado es devorado por la oscuridad y todo lo pronunciado es comido por el silencio. Pero el recuerdo de aquella función queda en los espectadores. Y algo permanece en la ciudad: la presencia del teatro-edificio como parte importante de su paisaje. De modo que investigar un teatro es estudiar el crucero de lo fugaz con lo permanente. Buscar los emplazamientos del teatro como edificio y los desplazamientos del teatro como arte escénico.

¿Qué nos dicen los teatros de tus libros de la sociedad que los abrigó, de las ciudades que iluminaron y, también, de la ciudad a la que dejaron mutilada con su cierre?

El encuentro del espectáculo con sus espectadores es el núcleo del asunto. Alrededor de ese núcleo crecen las paredes del edificio, se cuelgan los telones y se acomodan los asientos. Y cuando llega el respetable público y empieza la función, la ciudad gira como satélite alrededor del teatro. Así, en un ir y venir del escenario a la urbe y viceversa, es como me gusta estudiar los locales destinados a las artes escénicas. Siempre está la ciudad como telón de fondo para que el teatro-edificio no se quede flotando allá, en el cielo empíreo, en medio de la nada, alejado de los espectadores, que son los que lo hacen estar acá abajo, anclados en tal o cual calle.

¿Escribir la trilogía se debió a un plan preestablecido?

Háblame de la conexión entre los libros. En realidad se trata de una tetralogía no tan planeada. Hay que agregar Teatro Casa de la Paz: mudanzas en el tiempo, 5 donde estudio la relación de un teatro pequeño de la Ciudad de México con el barrio que lo rodea y con las colonias Roma y Condesa. Cada teatro tiene un carácter particular. El Teatro Apolo de Culiacán, por ejemplo, es más ausencia que presencia, estuvo en pie durante 52 años, pero su imagen y su recuerdo han sobrevivido 70 años a la demolición. El caso del Teatro Ángela Peralta, de Mazatlán, tiene un final más feliz. Es el más viejo en el noroeste de México y está funcionando permanentemente. Estuvo a punto de ser demolido, pero fue remodelado y echado a andar de nuevo. El rescate de este local hizo que la gente regresara a la parte vieja del puerto que, por cierto, es una joya casi intacta. Los teatros de Sinaloa tienen en común los ciclones que destruyen sus techumbres y los murciélagos que los habitan por temporadas. Sí, son teatros con mosquitos, cercanos a la fiebre amarilla, a una marisquería y al Trópico de Cáncer.

Dice Leo Eduardo Mendoza que El Teatro Ángela Peralta de Culiacán Rosales se lee también como una novela…

Este teatro fue el más humilde y selvático de todos, al aire libre, hecho de troncos y petates. Hasta tuvo sobrenombre: Teatro Ángela Petates. Fue muy difícil conseguir la información de este local. Parecería que, por pudor, el propio teatro quería esconderse y no salir del olvido en el que se encontraba desde 1886. Lograr esta historia fue toda una aventura, creo que de ahí viene el tono novelesco. También creo que la gente de la escena, después de un buen rato de estar en contacto con la parte literaria del teatro, desarrolla un gusto muy particular por el lenguaje y por cuidar el modo en que refiere las cosas. Se escogen las palabras que se van a decir y la información que se va a ocultar hasta el final, se planean muy bien las comas y se estudian los silencios, se dirigen las miradas. Todo para que el espectador vea emocionado cómo cae el último telón o para que el lector llegue interesado hasta el punto final de un libro. Siempre se trabaja pensando en el otro. En mi caso, no hay ficción en lo que escribo, me importa mucho que la información que comparto sea cierta y verificable. Pero también me interesa que la lectura genere interés, emoción, por eso el resultado suele ser una crónica o algo parecido al relato.

Telón de Olas presenta: “Historias de Mujeres”

Este martes 22 se presentará en el patio del Museo de Arte de Mazatlán, a través del Instituto Sinaloense de Cultura, en su Delegación Sur, un número más de la Temporada Cultural de Otoño 2020, con la obra de teatro “Historia de Mujeres”, protagonizada por Ángela Camacho y Mariela Mexía.

En la puesta en escena se presentan dos historias diferentes de mujeres que se ven afectadas por la cultura patriarcal. La primera de ellas, se trata de un texto adaptado libremente por Aurelio Osuna Jau, del cuento de Cristina Pacheco “¡Sea por Dios y que venga más!”, en el que se abordan las relaciones de codependencia y sumisión.

La segunda historia se titulo “Loba maldita”, en la que una madre ejerce violencia hacia otra mujer al verse afectada la relación con su hijo, representando la violencia del machismo que también existe entre mujeres.

La compañía responsable del montaje es Teatro Telón de Olas, Ángela Camacho y Mariela Mexía, quienes se reúnen nuevamente en este proyecto para hablar de algo que les atañe y les pertenece: la mujer. Ambas han trabajado en varios proyectos independientes de manera conjunta: “Cuentos a todo color”, “Madre coraje” y “Ni princesas ni esclavas”.

El evento se llevará a cabo en el patio del Museo de Arte de Mazatlán, de manera gratuita, el martes 15 de diciembre, en punto de las 19:00 horas. Asimismo, se le pide al público interesado en disfrutar la obra, apartar su lugar en museoartemazatlan@culturasinaloa.gob.mx o bien, estar sujetos a la disponibilidad de espacio, pues se permitirá sólo el 30% de su ocupación.

Un tercio de siglo de quehacer teatral: Entrevista con Fito Arriaga

Publicado originalmente por la revista Paso de Gato y reproducido con su generosa autorización.

Por Juan Esmerio

Rodolfo Arriaga es un hombre de recia personalidad teatral. Su carrera inició en la década de los setenta del siglo pasado, y desde entonces ha sido actor, director, productor, promotor e investigador. Esa fascinación suya por recrear la atmósfera cultural de Culiacán, la ciudad que hizo suya desde los tiempos estudiantiles, lo llevaron a hurgar en el movimiento teatral de los años cincuenta y sesenta del siglo xx.

Reconocido con la Medalla Bellas Artes Xavier Villaurrutia en 2011, es autor de un libro sobre un tema del que solo nos llegaban ecos a través de las voces de los actores más longevos de Sinaloa. En efecto, De la demolición del Apolo a la inauguración del teatro del IMSS. El Teatro en Culiacán de 1951 a 19611 es ese libro que nos habla de las personalidades y los grupos que trabajaron luego de la destrucción del teatro Apolo. Fito Arriaga, su nombre de batalla, es un testigo privilegiado del desarrollo cultural de Sinaloa. La entrevista, no obstante, solo se limitó a ciertos contenidos de su libro.

Llama la atención que mientras el teatro Apolo estuvo en funciones no hubo un movimiento teatral propio.

Tiene que ver con el hecho de que no había una política cultural definida por parte del gobierno mexicano, y seguía dominando el romanticismo decimonónico a través de las grandes divas. Anoto unos nombres: Socorro Astol (madre), Virginia Fábregas, María Tereza Montoya. Este puñado de actrices y divas presentaban óperas y operetas que fueron decayendo en el gusto de la población ante el auge del cinematógrafo y del melodrama ranchero. Paralelamente, el cinematógrafo desplazó al teatro porque el público estaba más interesado en conocer la nueva problemática del México posrevolucionario, que el cine supo aprovechar muy bien creando los nuevos arquetipos del mexicano.

Sobre los escombros del Teatro Apolo de Culiacán se levantaron las carpas de las nuevas compañías. El teatro volvió a ser nómada, hecho que lo fortaleció en por lo menos un aspecto: la inclusión de un público con otro gusto.

Efectivamente, como la gente se volcó al cine, los teatros fueron cerrados y en muchos casos, literalmente demolidos, como el Apolo de Culiacán. Por lo tanto, los cómicos se quedaron sin trabajo y fue de esta manera que surge un periodo importante, donde las carpas van a llenar ese espacio que dejó vacío el teatro, y al que acudían todos los sectores de la población, pero principalmente las clases populares.

Finalmente las carpas también fueron absorbidas por el cine, de tal forma que actores como Medel y Cantinflas se convirtieron en los nuevos ídolos del cine mexicano.

Háblanos de cuatro creadores que influyeron en la nueva visión del teatro en Sinaloa en la década de los cincuenta y sesenta: Socorro Astol, Miguel Tamayo, Roberto Hernández, Pedro Carreón…

Doña Socorro Astol y Manuel Sánchez Navarro eran originarios de México, Distrito Federal, y a causa de un ciclón que destruyó su carpa se quedaron a vivir en Sinaloa. Fueron los grandes impulsores para generar una afición teatral, montando con jóvenes de Culiacán las obras del repertorio que montaban en las carpas, y de otros dramaturgos mexicanos. Su conocimiento del teatro era empírico; sin embargo, aprendieron las técnicas stanislavskianas en los cursos de capacitación que el inba organizaba durante los veranos.

Miguel Tamayo revolucionó el concepto escenográfico que se tenía en aquellos tiempos (telones pintados). Él introdujo la escenografía corpórea que aprendió de gentes como David Antón y Antonio López Mancera. Además, fue un enorme gestor, productor y promotor cultural. Su experiencia como asistente del Indio Fernández la puso al servicio del arte en Sinaloa, donde además fue impulsor de la defensa del patrimonio cultural de Culiacán. Roberto Hernández fue un director que trabajó intensamente en la época de los cincuenta en el Teatro Universitario Sinaloense y posteriormente en el grupo La Escalera. Participó en varios festivales nacionales de teatro adonde llevó la representación de Sinaloa.

Pedro Carreón fue primeramente escenógrafo, con obras como El árbol del buen deseo, El clamor de la tierra y La mujer no hace milagros, entre otras. Con este trabajo ganó el premio a la mejor escenografía en 1958, lo que le valió una beca para estudiar con Antonio López Mancera, el mejor escenógrafo de México.

Lo relevante es que ahí descubrió su vocación por los títeres, donde desarrolló una trascendente carrera. Es posible entender la emergencia de nuevos grupos por el apoyo de instituciones como la Universidad de Sinaloa, el Instituto Nacional de Bellas Artes, el gobierno del estado de Sinaloa y su Centro Cívico “Constitución”, así como del Instituto Mexicano del Seguro Social.

¿Esto constituye el empuje que el teatro sinaloense precisaba?

Definitivamente, la sinergia que se dio entre instituciones como la uas, el inba y el gobierno de Sinaloa y el imss se tradujo en una producción y difusión del teatro sin precedente en la historia de la cultura en Sinaloa. A eso hay que agregar la participación de gentes como Socorro Astol, Manuel Sánchez Navarro, Roberto Hernández, Miguel Tamayo, Pedro Carreón, Pancho Salgado, entre otros.

Esto dio magníficos resultados en muestras y festivales estatales y regionales y en un crecimiento del público para el teatro en Culiacán.

Conociste y trabajaste con por lo menos dos de estos creadores: Miguel Tamayo y Pedro Carreón. ¿Cómo influyó en el joven Rodolfo Arriaga su visión de la cultura, de la vida?

También trabajé con doña Socorro y don Manuel en su penúltimo montaje. El legado más importante de estos creadores, para mí y para generaciones de nuevos actores y dramaturgos, fue la honestidad, la disciplina y el gusto con el que hacían su trabajo. Tenían un gran respeto por el escenario y por el espectador. Además eran muy trabajadores: producían tres obras al año; la constancia por más de 30 años estuvo presente para deleite del público y los actores que ahí participamos. Y obviamente eran extraordinarios seres humanos.

Taller de Títeres en la plataforma Facebook Live con Delta Teatro

El Festival Cultural Mazatlán 2020 continúan este viernes y sábado con la participación de la compañía Delta Teatro en dos eventos que serán transmitidos por la página de Facebook Cultura TV.

Primero, el viernes a las 6:00 de la tarde, se presenta el “Taller de títeres”, una capacitación encabezada por Alejandro López y Pablo Gastelum, integrantes de Delta Teatro, que ofrecerán una introducción a la fascinante elaboración de títeres.

Los interesados e interesadas en este taller trabajarán desde la comodidad de sus hogares utilizando materiales caseros (tijeras, pintura, pinceles, engrudo, etc.) en torno a tres técnicas: muñecos de guante, títeres de sombra y títere de hule espuma.

El Festival Cultural Mazatlán estrena le obra “Soundtrack recomendaciones para despedir un alma”

Gracias al Festival Cultural Mazatlán 2020, que promueve con éxito el Instituto Municipal de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán, este viernes 6 de noviembre a las 19:30 horas en Casa Haas se estrenará la obra de teatro “Soundtrack, recomendaciones para despedir un alma”, producción a cargo de Colectivo Los Pata Salada y Díazdeteatro.

La puesta es una comedia escrita y dirigida por Manolo Díaz, contará con las actuaciones de Dulce Guzmán y Donaldo Ortega Arias, en una aventura que durará aproximadamente 35 minutos que pretende hacer reflexionar al auditorio cómo sobrellevar la pérdida de un familiar querido, todo desde un punto de vista neutral.

Debido a los efectos sanitarios de la pandemia del Covid-19, el acceso será limitado a 30 asistentes, en esta ocasión el costo del boleto será de 50 pesos, y estará disponible en la Taquilla del Teatro Ángela Peralta hasta momentos previos de iniciar la obra.

En palabras del artista escritor, esta producción aborda el impacto que tiene la muerte en las diversas culturas y especialmente en la mexicana, la concibe con respeto y un rastro de humor.

Manolo Díaz agradeció la oportunidad que le brindó el Instituto de Cultura que dirige acertadamente José Ángel Tostado Quevedo, de formar parte de esta amplia cartelera de eventos artísticos que vienen a abonar a la cultura del puerto, todo de una manera responsable para la sociedad.

Una historia de superhéroes y monstruos en Spencer P.

Este domingo el programa Animarte te invita a presenciar la obra de teatro infantil Spencer P a través de la plataforma de Facebook live.

Spencer P es una historia con, princesas, superhéroes, una reina malvada, monstruos y divertidos personajes traiga a sus niños y viva esta gran historia que les dejara un importante mensaje, este sábado 11 de junio a las 13:00 hrs. en la Sala Joaquín Meade de este museo.

La cita es a las 18:00 hr en la página del Instituto Sinaloense de Cultura, la transmisión es totalmente gratuita. 

CLOSE
CLOSE