Los eclipses suceden en todos lados, las personas lo hacemos trascendental

Los eclipses suceden en todos lados, las personas lo hacemos trascendental

Para el mundo astronómico, el eclipse es el fenómeno más importante que pueda presenciar el ser humano. Admirar cómo el día se va oscureciendo poco a poco para después pasar a una película que sobrepasa la imaginación donde la luna oscurece el sol en su totalidad, son parte de las maravillas que ofrece el cielo como escenario. En palabras de Daniel Hernández Cárdenas, representante de la Sociedad Astronómica Mazatleca, nuestro propio instinto y naturaleza humana nos hace sensibles ante las manifestaciones del cosmos.

Encargado de capacitar a voluntarios y público en general, Hernández Cárdenas compartió a través de una conferencia magistral, los antecedentes de los eclipses, la expresión humana y las manifestaciones culturales e históricas que hacen de este fenómeno uno de los más atractivos; donde el cruce del sol y la luna recrea diversas formas, luces y sombras.

Los eclipses a través de la historia han estado rodeados de mitos y diversas sensaciones para el ser humano. Desde el miedo a la oscuridad, pasando del día a la noche en un suspiro que se concentra en instantes. La fusión del sol y la luna recrea diversos espectáculos que hoy en día pasaron de la angustia a ser un deleite para los aficionados a observar el cielo.

Los mecanismos de este fenómeno, se repiten en distintas partes de nuestro planeta. Las personas, la ciencia y la tecnología lo hacen especial. Mientras hay quién admire las formas, habrá quienes se emocionen. Para otros, la sensación de pasar de la noche al día en unos minutos, será un motivo para seguir sorprendiéndose del universo.

Lo que se vivirá este 8 de abril, 4 minutos en total, será parte de la historia personal de quienes lo atestigüen. Para los habitantes de Mazatlán y para los miles de visitantes, polvo de estrellas al fin, será un encuentro definitivo con el cosmos.

Los eclipses marcan vidas y épocas. Prepárese para disfrutarlo. Sea usted bienvenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE